Controlar una plaga de chinches

El primer paso en el control de una plaga es conocer la plaga. La identificación de las chinches de cama incluye la recolección de al menos un ejemplar y hacer que sean examinados por un entomólogo, un profesional en control de plagas u otra persona cualificada. La presencia de chinches de cama debe ser confirmada antes de tomar cualquier otra acción.

Ciclo de vida chinches de cama

Las chinches de cama (Cimex lectularius) son parásitos cuya presencia a nivel mundial podría estar incrementándose en los últimos años. La facilidad con la que estos insectos se pueden mover de una vivienda a otra hace necesario estar atentos ante esta posible plaga. Una vez establecida una infestación en una vivienda, lo lógico es que afecte especialmente al dormitorio o habitaciones donde se duerma (camas, sofás, sofás-camas…). Los problemas de chinches en domicilios probablemente sean uno de los escenarios de plagas más complejos y dificultosos de solucionar al nivel de erradicación. El tratamiento depende en gran medida del uso intensivo de substancias químicas (biocidas insecticidas). Estas dos razones justifican  que la primera medida recomendable ante la sospecha y/o detección de este problema sea solicitar ayuda especializada (profesionales de control de plagas). No se recomienda intentar solucionar estas infestación con medios “caseros” (Insecticidas de uso doméstico).

La complejidad técnica, el nivel de información al cliente, la compleja planificación y preparación que demanda el control profesional de este tipo de plagas se traduce en que, con frecuencia, el primer tratamiento insecticida deba retrasarse unos días para dar tiempo a la preparación de las habitaciones, a la descontaminación de los elementos presentes en la habitación (ropa, juguetes, aparatos electrónicos, etc), a la gestión de residuos…

La solución ideal es que las personas no utilizaran esos dormitorios hasta la finalización total de los tratamientos y certificación profesional. Sin embargo, esta solución no siempre es posible, ni siempre se dispone de los recursos económicos necesarios, máxime teniendo en cuenta que la eliminación total del 100% de chinches puede demorar varias semanas. Esta situación conlleva la necesidad de adoptar algunas medidas (momentos previos al primer tratamiento y/o periodos de tiempo desde la detección hasta la finalización del último tratamiento y certificación profesional de la eliminación). La situación ideal  es no utilizar las habitaciones hasta la total erradicación del problema. Esta opción es, de hecho, la aplicable siempre en el caso de hoteles, moteles, instalaciones públicas…

Medidas previas al tratamiento por profesionales de control de plagas

  • Lavar toda la ropa de cama (sábanas, colchas, almohadas, edredones y mantas). A una temperatura de 65º, si se tiene secadora se recomienda usarla a la misma temperatura
  • Envolver los colchones en fundas certificadas antichinches, no matan las chinches, pero evitan la salida de insectos desde el interior del colchón
  • Tratar con los insecticidas adecuados la estructura de la cama (somieres, cabeceros, canapés…). Este tratamiento debería ser siempre realizado por profesionales cualificados
  • Separar la cama de elementos auxiliares innecesarios
  • Separar la cama de las paredes y de cualquier mobiliario
  • Evitar que los edredones y otra ropa de cama cuelgue de los laterales y/o extremos de la cama
  • Evitar el acceso de las chinches desde el suelo a través de las patas de la cama

Estas medidas previas nunca sustituyen el tratamiento que se debe realizar por empresas de desinsectación.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *