Puesta en marcha de equipos de refrigeración

Es en estas fechas, con la llegada inminente del calor, cuando nos preparamos para la puesta en marcha de los equipos de refrigeración de carácter estacional: torres de refrigeración y condensadores evaporativos.

En cumplimiento del Real Decreto 865/2003 para el Control y Prevención de la Legionelosis, donde se recogen los aspectos higiénico-sanitarios mínimos a realizar: periodicidad de las revisiones, limpiezas y desinfecciones y analíticas para un perfecto mantenimiento.

Lo primero que debemos tener en cuenta cuando nos hacemos cargo del mantenimiento de estos equipos es que estén dados de alta y registrados en un censo para su control e inspección por la autoridad sanitaria competente. Que los equipos de refrigeración no estén dados de alta conlleva importantes sanciones para la comunidad propietaria.

Posteriormente elaboraremos un Plan de Prevención y Control de Legionelosis, que comprende:

  1. Diagnosis de la situación
    – Recogida de información previa e inspección
    – Evaluación del riesgo
    – Análisis de situación
  2. Programa de actuación y medidas correctoras
  3. Formatos de Registros: certificado de limpieza y desinfección, operaciones de mantenimiento mecánico y operaciones de revisión, registro de analíticas y medición de residual biocida

Una vez acabada la temporada y finalizado el periodo estival, se procederá al vaciado del sistema y se realizará un comunicado por cierre de temporada a la propiedad o empresa de mantenimiento contratada.

En GESTINSA disponemos de un cualificado equipo de Control y Prevención de Legionelosis  que le ofrece las máximas garantías y servicio para estos equipos de refrigeración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *