Riesgos de una plaga de ratas

Cuando aparece una rata en casa, lo más normal es que el pánico se apodere del ambiente. Esta situación, además de ser muy desagradable, también conlleva ciertos peligros para la salud humana y para la vivienda. Incluso cuando no alcance la dimensión de plaga, debemos ser ágiles y contar con los medios necesarios para eliminar las ratas lo antes posible, ya que se reproducen con gran facilidad.

Riesgos de una plaga de ratas

En España existen dos tipos de ratas principalmente: la rata marrón y la rata negra. La primera de ellas es la más común y, al igual que las cucarachas, estos animales prefieren los lugares sin luz, con un alto nivel de humedad y próximos a despensas o armarios donde se almacena la comida.

Una de las peculiaridades de los ratones es su capacidad para roer cualquier tipo de objeto constantemente con el fin de desgastar sus dientes y evitar que crezcan de forma desmesurada. Lo que para ellos supone una cuestión de supervivencia, para los humanos se convierte en un grave problema. Los roedores pueden llegar a originar enormes destrozos en los sistemas de cableado eléctrico, de teléfono o cualquier otro que se encuentre en una casa o negocio.

Pero además de este peligro, una plaga de ratas también puede ocasionar otro tipo de riesgos…

Otros riesgos de una plaga de ratas

  • Las ratas son transmisoras de multitud de enfermedades e infecciones, como pueden ser la rabia, el tifus, la salmonella, el tétanos, etc. Los humanos no sólo podemos contagiarnos por la mordedura de un roedor, sino que también su orina y excrementos son fuente de infestación.
  • Una plaga de ratas puede ocasionar graves problemas en la estructura de los edificios (paredes, tuberías, vigas, cableado, aislamiento, etc.) debido a su forma de alojarse y a su hábito de roer todo lo que encuentran a su paso como hemos comentado antes.
  • Además de comer los alimentos que encuentren por la casa, las ratas también suponen un gran peligro de contaminación de la comida. Si sospechas que puede haber un roedor en tu vivienda, no dudes en deshacerte de todos los alimentos que no estén envasados y precintados para evitar riesgos.
  • Los ratones no sólo contagian la comida, sino que su orina y pelos también transmiten bacterias por cualquier zona de la casa. Del mismo modo, también es probable que se produzca una infestación de sus parásitos, como pueden ser las pulgas o garrapatas.

Para prevenir la aparición de una plaga de roedores, lo más importante es tener un especial cuidado con la limpieza de la casa, evitar la acumulación de basura y cerrar cualquier agujero por el que puedan entrar. Aunque en cualquier caso, si creemos que puede haber ratones en nuestra vivienda, lo más aconsejable es contactar con un servicio especializado en control de plagas de ratas para que utilicen la técnica de desratización adecuada que nos permita recuperar nuestra tranquilidad.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *