Adecuación, acondicionamiento y reparación de torres de refrigeración

Las torres de refrigeración, también conocidas como torres de enfriamiento, son unas estructuras que permiten reducir la temperatura del agua y otros líquidos. Este tipo de dispositivos pueden funcionar de dos formas: por evaporación o por conducción. En cualquier caso, se trata de unos equipos muy utilizados para enfriar agua en grandes cantidades, ya que el proceso tiene un coste reducido en comparación con otros sistemas y ocupa muy poco espacio.

Adecuación, acondicionamiento y reparación de torres de refrigeración

Es bastante habitual encontrar torres de refrigeración en instalaciones industriales, refinerías de petróleo, centrales nucleares y también en hospitales, centros comerciales o cualquier gran superficie.

A pesar de sus ventajas, si estas instalaciones no reciben el mantenimiento adecuado, se irán deteriorando con el paso del tiempo y como consecuencia, su eficacia se reduce y pueden convertirse en un foco de infecciones para la salud humana (bacteria Legionella). Por ello, es necesario realizar las tareas pertinentes en cuanto a imprimación, revestimiento y reparación de la balsa que se alberga en el interior para eliminar la corrosión, el óxido o las incrustaciones que se hayan ido formando.

Pasos para acondicionar una torre de refrigeración

  1. Limpiar y secar correctamente toda la superficie.
  2. Reparar posibles roturas o perforaciones ocasionadas por el óxido, así como sustituir las partes más dañadas para que el conjunto de la estructura se mantenga en buen estado.
  3. Lijar todas las partes, sobre todo aquellas zonas donde se acumula más óxido, e incluso si existe una capa de pintura antigua, también hay que eliminarla.
  4. Quitar todos los restos que hayan aparecido con el lijado, ya sea polvo o cualquier desecho.
  5. Aplicar un tratamiento de imprimación anticorrosivo sobre la superficie lisa y perfectamente limpia.
  6. Pintar la balsa con una pintura que sea altamente resistente al agua, así como a los cambios de temperatura y los productos químicos que se utilizan en estas instalaciones.

En muchas ocasiones no se utilizan los productos adecuados para el acondicionamiento de las torres de refrigeración, algo que da lugar a que las paredes y el suelo presenten un elevado nivel de corrosión y deterioro. Por lo tanto, es fundamental confiar en una empresa especializada en este tipo de trabajos porque aunque el proceso sea algo lento y laborioso, el resultado será impecable y la instalación únicamente necesitará un mantenimiento básico de forma frecuente para funcionar a la perfección durante un largo periodo de tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.