Control de plagas y alergias

Una infestación de plagas no solo puede provocar graves destrozos en la estructura de las viviendas en función del tipo que sea, sino que también es la causa de muchas de las alergias que sufre la población, sobre todo los habitantes de los inmuebles donde sucede este problema.

Importancia de control de plagas en alergias

La Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA) advierte de la relación que existe entre la presencia de cucarachas, ratas y otras especies, y las altas probabilidades de padecer asma, eczemas u otras reacciones. Tal como especifica este organismo, el riesgo es aún mayor en los niños, las personas mayores o quienes presentan complicaciones respiratorias y cardiovasculares. En cualquier caso, no hay que perder de vista que todo el mundo que se exponga de forma directa a cualquier plaga en el hogar u otros espacios se arriesga a desarrollar algún tipo de hipersensibilidad.

Investigaciones sobre plagas y alergias

Según un estudio realizado en el Bronx de Nueva York con niños, se demostró que las visitas a los servicios de urgencias por padecer asma tenían como mayor denominador común la alergia a los ratones. Esto explica que existe un riesgo superior de que los pequeños sufran esta afección respiratoria por ser alérgicos a los roedores.

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) también apunta que un alto porcentaje de niños que viven en ciudades y que se encuentran expuestos a plagas de ratones, tienen más probabilidades de tener asma.

Por otro lado, las cucarachas también pueden desencadenar alergias a través de sus heces, la saliva o los componentes que se encuentran en su piel al realizar las mudas. Tanto es así, que aproximadamente el 50% de las personas que padecen asma también son alérgicas a estos insectos, tal como demuestra otra investigación realizada por la Universidad de Columbia. Las conclusiones determinaron que los niños que viven en las zonas con mayores niveles de asma de Nueva York tienen el doble de probabilidades de presentar anticuerpos contra una proteína concreta de las cucarachas, lo que significa que han estado expuestos a esta plaga.

Dado el grave peligro que las plagas suponen para la salud de la sociedad, es fundamental tener una casa libre de este tipo de invasiones para evitar que las consecuencias en alérgicos y asmáticos aumenten. Según una encuesta realizada por la Asthma and Allergy Foundation of America (AAFA), el 97% de los alergólogos creen que el asma y otro tipo de alergias se pueden evitar con una vivienda limpia.

Control de plagas para solucionar los problemas de alergias

Está demostrado que un control de plagas adecuado para terminar con las cucarachas y otras especies es sumamente efectivo para prevenir los procesos alérgicos en las personas. No obstante, para este trabajo es conveniente confiar en una empresa especializada que ponga en marcha los tratamientos específicos, minimizando al máximo los efectos residuales de los productos utilizados que pueden provocar otro tipo de problemas en los individuos. Hay que tener en cuenta que lo ideal es reducir los niveles de alérgenos sin perjudicar el ambiente.

Por ello, es importante que los propietarios o inquilinos de las viviendas tengan en cuenta que muchos casos de asma y reacciones están relacionados con las plagas. Para evitarlo, basta con adoptar algunas medidas de limpieza e higiene en el hogar, así como contratar los servicios específicos para la erradicación de roedores, cucarachas, pulgas y otros insectos. Junto a ello, es sumamente importante también el sellado de las posibles grietas o agujeros que existan en las paredes, los techos o los suelos, ya que las plagas tienen la gran capacidad de colarse por cualquier recoveco.

Es necesario permanecer más alerta en las épocas de primavera y verano, cuando las temperaturas comienzan a subir. Estos meses constituyen el escenario idóneo para las plagas, ya que el ambiente que se crea de calor y humedad favorece su presencia y actividad.

No obstante, en cualquier momento del año es necesario reflexionar sobre la importancia que tiene el control de plagas en la salud pública. No basta con gestionar este problema porque resulte molesto, sino que es preciso ir un paso más allá, dado que afecta a algo tan importante como es el bienestar físico de las personas. Además, es preciso recordar que la eliminación de la plaga debe ir acompañada de la erradicación de sus desechos y huevos, ya que en caso contrario el problema seguirá existiendo.