Las 4 cucarachas más comunes en nuestros hogares

Cuando vemos corretear una cucaracha, es posible que todas nos parezcan iguales o muy similares. Aunque pueden tener rasgos en común, lo cierto es que existen miles de especies diferentes, de las cuales se pueden destacar 4 como las que más inundan las viviendas.

¿Cuáles son las cucarachas más comunes en nuestros casas?

Cucaracha Americana

Este tipo también se conoce con el nombre de chinche de palmera o chinche de agua y destaca fundamentalmente por su gran tamaño en comparación con otras especies (entre 2,5 y 5 centímetros cuando son adultas). Habitan sobre todo en las alcantarillas, desde donde se trasladan a los hogares a través de los desagües en busca de comida y agua.

Tienen un color marrón rojizo y presentan unas manchas más oscuras sobre el tórax. Una de sus particularidades es que cuentan con alas totalmente desarrolladas para volar, aunque también es de destacar su gran capacidad de reproducción que puede alcanzar las 150 crías al año.

Cucaracha Alemana

Se trata del tipo de cucaracha más común y es fácilmente identificable por su pequeño tamaño (1´5 centímetros aproximadamente al llegar a la madurez). Su popularidad ha conllevado a que sea uno de los insectos más problemáticos de las casas y bloques de pisos.

Su aspecto es de color marrón con tonos amarillos y a diferencia de la anterior, no tiene alas. Es interesante mencionar que su ciclo de vida se completa en tan solo 200 días y que llegan a convertirse en adultas cuando han transcurrido 36 días desde su nacimiento. Debido a su rapidez para desarrollarse y reproducirse (hasta 100.000 crías al año) resulta bastante complicado erradicar esta plaga por completo.

Cucaracha Banda Café

Con este nombre tan particular se conoce a un tipo de cucaracha que tiene dos bandas de color amarillo sobre la espalda. Su tamaño es muy pequeño, ya que tan solo pueden llegar a medir 1´5 centímetros de largo. A diferencia de otras, este insecto habita preferentemente en espacios interiores, por lo que se puede encontrar dentro de cualquier inmueble y gracias a su habilidad, es posible que invada los muebles, la parte posterior de los cuadros, los techos o las zonas altas de las paredes.

Además, esta cucaracha es transmisora de distintos tipos de bacterias, gusanos parasitarios y otros agentes patógenos, por lo que es conveniente evitar su propagación cuanto antes.

Cucaracha Oriental

Al igual que la cucaracha Americana, ésta también tiene un gran tamaño, pudiendo alcanzar los 2,5 centímetros de longitud cuando es adulta. Su color oscila entre el marrón oscuro y el negro, y aunque tienen alas, no están lo suficientemente desarrolladas para volar.

Su presencia es más activa durante la primavera y el verano, aunque no suelen sobrevivir en climas demasiado calurosos. Por ello, son más habituales de las regiones templadas y fundamentalmente oscuras y húmedas, donde desprenden un desagradable olor por la gran cantidad de bacterias y virus que albergan en su cuerpo.

Se te ha interesado este post puedes leer otro donde hablamos de Consejos para evitar plagas de cucarachas.

Posted in: