La importancia del control de plagas en el sector de la restauración

El control de plagas en el sector de la restauración adquiere una relevancia aún mayor que en el caso de una vivienda particular. Los establecimientos que ofrecen un servicio a los usuarios deben vigilar de cerca este problema, no sólo para garantizar un nivel de bienestar óptimo, sino sobre todo para prevenir ciertos contratiempos de salubridad.

Conoce la importancia del control de plagas en restaurantes, bares, hoteles....

Con bastante frecuencia, las inspecciones de Sanidad se desplazan a hoteles, balnearios, restaurantes, cruceros, etc., para comprobar que los locales cumplen con las condiciones de higiene adecuadas. En caso contrario, además del riesgo que supone para los clientes, también puede derivar en el cierre del negocio.

La normativa que establece la Unión Europea sobre el control de plagas es cada vez más estricta con el uso de productos químicos. Por ello, en los últimos años es fundamental utilizar tratamientos alternativos en el control de plagas que sean menos agresivos que los pesticidas tradicionales. Junto a esto, también se aboga por adoptar las medidas de prevención que resulten necesarias, como por ejemplo mantener unos niveles de limpieza adecuados, retirar la basura de forma frecuente, almacenar los alimentos correctamente, etc.

¿Por qué los establecimientos de restauración son proclives a las plagas?

En los sitios de hostelería, una de las plagas más comunes son las cucarachas, aunque esto no significa que no puedan aparecer otros insectos o roedores. Esto sucede debido a que en estos locales se dan las condiciones idóneas para la proliferación de visitantes no deseados. La abundancia de comida se suma a los altos niveles de humedad generalmente, las altas temperaturas y, en ocasiones, el déficit en higienización.

Así, además de prevenir su aparición, también es fundamental contar con los servicios de una empresa especializada en control de plagas que ofrezca todas las garantías. Es importante que el personal técnico cuente con la cualificación oficial, que los productos utilizados se ajusten al reglamento y que la compañía esté autorizada para realizar este tipo de tareas.

En el momento que se produzcan los primeros indicios de la existencia de alguna plaga, es imprescindible que los profesionales se encarguen de erradicar el problema para evitar una rápida propagación. Las consecuencias de un control de plagas insuficiente en el sector de la restauración pueden ser nefastas, tanto para la salud de los clientes como para la imagen del negocio.