Mitos sobre control de plagas ¿Verdad o mentira?

Durante todo el tiempo que llevamos trabajando en el control de plagas, nos hemos encontrado con multitud de situaciones, algunas que entran dentro de la normalidad y otras totalmente dispersas. Esta experiencia nos sirve como base para informar y prevenir a nuestros clientes, pero además para confirmar o desmentir muchas leyendas urbanas que giran en torno a las plagas.

Trampa Ratón

A los ratones les encanta el queso

Falso. Lejos de lo que se tiende a pensar, los roedores se decantan más por los alimentos ricos en azúcares, como pueden ser la mantequilla o los frutos secos.

Las hojas de laurel son un buen remedio para controlar las plagas

Verdadero. Con esta solución tan sencilla se pueden proteger los alimentos de la cocina del ataque de muchas plagas de insectos. En concreto, basta con colocar una hoja de laurel en la despensa.

Las abejas sólo pican una vez

Depende. Este mito es cierto cuando las abejas pican a un animal mamífero o a un humano, ya que, al intentar retirar el aguijón del cuerpo de su víctima, sufren un desgarre en su abdomen y mueren. Sin embargo, cuando pican a otra abeja, esto no sucede.

Las chinches solo aparecen en casas muy sucias

Falso. No existe una relación directa entre el nivel de limpieza de una vivienda o un alojamiento y la posibilidad de encontrar estos parásitos en la cama. Estos insectos buscan alimentos y humedad, y además en los últimos tiempos se ha expandido su presencia de forma considerable en los países desarrollados.

El agua hirviendo es el mejor remedio para las hormigas

Falso. Esta solución es muy eficaz para erradicar las hormigas visibles, pero no para acabar con el hormiguero. Por ello, después de haber arrojado un cubo de agua caliente, estos insectos volverán a aparecer.

Las cucarachas tienen la capacidad de regenerarse

Verdadero. Esta especie puede renovar algunas partes de su cuerpo durante las fases de muda, como los tejidos, los ojos, las antenas o el esqueleto externo. Asimismo, al igual que sucede en las lagartijas, las cucarachas también pueden desligarse de sus patas y regenerarlas después por completo.

Las polillas adultas estropean la ropa

Falso. Este mito sobre plagas puede dar lugar a confusiones, ya que son las larvas de las polillas las que provocan los daños en las prendas al alimentarse de fibras naturales.

Sólo los niños tienen piojos

Falso. Estos insectos pueden inundar la cabeza de cualquier persona, independientemente de su edad. Además, no suelen alojarse en el pelo que está sucio.

Las palomas son ratas voladoras

Verdadero. Debido a la gran capacidad para transmitir enfermedades infecciosas, las palomas suponen un gran peligro. El contagio se puede producir a través del contacto directo, por sus excrementos o las plumas.

Las termitas sólo aparecen en la madera vieja

Falso. Esta plaga también puede estar presente en viviendas recién construidas y en cualquier tipo de madera, aunque la de tipo blando pueden comerla más rápidamente.

Éstos son sólo algunos de los mitos más conocidos sobre control de plagas, ¿conoces alguno más que resulte interesante?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.