Principales enfermedades causadas por las plagas

Según un estudio publicado en la Revista Española de Salud Pública, el objetivo del control de plagas urbanas es la mejora del bienestar de los habitantes, la reducción de las enfermedades transmisibles, el mantenimiento de ambientes sanos y la creación de infraestructuras urbanas que reduzcan los riesgos, entre otros. De este análisis se desprende que algunas especies que adquieren la consideración de plaga no solo causan graves molestias, sino que además suponen un problema para la salud.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) también reconoció en el libro “La importancia de las plagas urbanas en la salud pública” la gran trascendencia y el riesgo que suponen las enfermedades derivadas de las plagas en la salud pública.

Dado el grave peligro que tanto las cucarachas como las ratas o los mosquitos, entre otras especies, pueden tener en el ser humano conviene estar plenamente informado y recurrir a los programas de control adecuados. En la actualidad es bastante común la convivencia entre personas y todo tipo de plagas, por lo que no solo es importante minimizar su incidencia, sino también confiar en empresas especializadas que reduzcan al máximo los riesgos que se originan como consecuencia de la aplicación de los diferentes tratamientos.

Enfermedades que transmiten las cucarachas

En los últimos años estamos asistiendo a una presencia constante de cucarachas en las viviendas durante todo el año. Lo que antes se consideraba un efecto de las altas temperaturas, en la actualidad se está extendiendo incluso a los meses de invierno. Estos insectos están asociados a la suciedad, aunque incluso en las viviendas más impolutas pueden contaminar los alimentos y los espacios con los que entren en contacto. Las bacterias y los virus que expanden las cucarachas son el origen del desarrollo de muchas enfermedades.

Esta plaga es portadora de gérmenes debido a los lugares por los que se mueven y donde se alimentan (basura, alcantarillas, tuberías, etc.). Así, resulta bastante fácil que transmitan salmonela, fiebre tifoidea, E. coli, gastroenteritis, disentería, etc.

Sin embargo, aparte de las afecciones comentadas, es importante destacar otra más común que origina efectos más graves. Ciertas personas pueden llegar a desarrollar asma como consecuencia de las proteínas que las cucarachas albergan en sus cuerpos y que se expanden por el aire a través de las pequeñas partículas que se desprenden. Según el American College of Allergy, Asthma & Immunology, la saliva, las heces y la piel de estos insectos son el desencadenante del asma y otro tipo de alergias.

Otras afecciones causadas por plagas

  • Ratas: junto con las cucarachas, las ratas y ratones son una de las plagas que presentan un mayor riesgo para la salud humana. Entre las principales enfermedades que pueden transmitir se encuentran la esquistosomiasis, el tifus exantemático endémico, la triquinosis, la salmonelosis y la leptospirosis. No hay que olvidar también que las ratas pueden causar graves infecciones por mordedura debido a la cantidad de parásitos que llegan a albergar.
  • Moscas: aunque a menudo estos insectos voladores parezcan realmente inofensivos, conviene no bajar la guardia. Normalmente las moscas entran en contacto con la basura y los excrementos, algo que se traduce en transmisión de enfermedades. A ello hay que sumar también que las moscas suelen defecar o depositar sus jugos digestivos en las zonas donde se apoyan, por lo que esta situación puede llegar a provocar un problema para salud de los habitantes de una casa. Las afecciones que se encuentran detrás de esta plaga son la salmonela, el E. coli, cólera, diarrea, polio, etc., tal como se indica en un estudio del Chartered Institute of Environmental Health (CIEH).
  • Mosquitos: cada vez son más las personas que tienen que recibir asistencia médica por las picaduras de mosquitos que se complican. A pesar de que las especies que revolotean por España no suponen un riesgo demasiado alto, el problema se encuentra en los mosquitos que llegan de otras partes del mundo y que son portadores de enfermedades. Dependiendo de la especie, pueden llegar a transmitir el dengue, la malaria, la dirofilaria, la chikungunya, la fiebre amarilla o la tuberculosis.
  • Chinches de cama: es una de las plagas más comunes que puede aparecer en cualquier vivienda. Su principal particularidad radica en que se alimentan solo de sangre y se muestran más activos durante la noche, por lo que estos dos factores ya hacen prever la peligrosidad de su relación con la transmisión de enfermedades. Aparte de las molestas picaduras, si estas son continuas el malestar que se genera puede derivar en el desarrollo de cualquier enfermedad común. Otros trastornos pueden ser asma o aparición del virus de la hepatitis B, aunque en este último caso aún no está 100% confirmado por las investigaciones.