¿Cómo saber si hay una infestación de chinches en casa?

Los chinches, o también conocidos como chinches de cama, son uno de los insectos más molestos que se pueden encontrar en el entorno doméstico. Se caracterizan por tener un color marrón, aunque tiende a ser más rojizo cuando acaban de alimentarse, y su tamaño oscila entre 4 y 5 milímetros.

Saber si tengo en casa una infestación de chinches de cama

El nombre de chinches de cama se debe a que el lugar donde precisamente se suelen esconder es en el colchón. Pero además, esta plaga también se puede alojar en otras partes de la vivienda como por ejemplo en las alfombras, cortinas, rodapiés, juntas del parqué, grietas de la pared, armarios, enchufes eléctricos, etc.

Entre las principales causas que originan la aparición de chinches se encuentran sobre todo la introducción en la casa de algún mueble usado o cualquier otro objeto que hayamos llevado de viaje.

Indicios que revelan la presencia de chinches

Es necesario aclarar que una picadura no puede revelar con exactitud que se trate de una infestación de chinches. A este síntoma es preciso que se acompañen alguna de las siguientes señales:

  • Aunque se trata de unos insectos diminutos, cuando los chinches invaden una habitación es posible verlos a simple vista. Además de inspeccionar el colchón, la almohada, el cabecero o el somier de la cama, también es fundamental dirigir la atención hacia aquellos recovecos imposibles por donde es probable que se hayan podido introducir los chinches.
  • Si existe una plaga de chinches, lo más probable es que aparezcan restos de piel de sus mudas, ya que se desprenden de su capa antigua cuando pasan a la siguiente etapa dentro de su ciclo de vida. En total, los chinches experimentan 5 mudas hasta que llegan a la edad adulta.
  • Al igual que otras plagas, uno de los indicios de los chinches son los rastros de sus huevos. Para identificarlos es preciso saber que su color es blanquecino y su forma ovalada.
  • Otro síntoma son los excrementos que se reconocen fácilmente por ser pequeñas manchas negras. A priori pueden pasar casi desapercibidos, pero con el paso del tiempo se van acumulando hasta hacerse perfectamente visibles.
  • Para detectar una infestación de chinches también hay que tener desarrollado el olfato. Si el problema es muy grave, el olor que inunda la estancia es bastante desagradable.

En el caso de encontrar alguna de estas evidencias es sumamente importante contactar con un servicio profesional cuanto antes, ya que los chinches se propagan rápidamente llegando a inundar todas las habitaciones de la vivienda. Además, las picaduras serán continuas hasta que la infestación se erradique por completo.

Posted in: