La desinfección en centros escolares

Las empresas de Sanidad Ambiental, a la que pertenece GESTINSA S.L. Nº DE REGISTRO SANITARIO ROESB 774-CM-S, son operadores debidamente acreditados para la realización de tratamientos de desinfección en superficies con productos biócidas de uso profesional por personal especializado (Certificado Profesionalidad Nivel2 para técnico aplicador y Nivel3 para responsable técnico), concretamente desinfectantes virucidas con ensayo de eficacia en laboratorio acreditado (EN14476 para SARS-CoV-2) y autorizados por el Ministerio de Sanidad con Registro Nacional.

La desinfección en centros escolares | GESTINSA

Desde el comienzo de la crisis sanitaria, las empresas del sector estamos trabajando a contrarreloj en la desinfección de espacios tanto públicos como privados. Se trata de una labor fundamental que actúa de imprescindible cortafuegos a la hora de mitigar la escalada de contagios, proporcionando a su vez la necesaria seguridad sanitaria y laboral para la continuidad de la actividad educativa en los centros escolares o productivos en los centros de trabajo

La situación de emergencia sanitaria provocada por el virus COVID-19 provocó el cierre de todos los centros educativos en España a mediados de marzo. El inicio del nuevo curso escolar ha supuesto la reapertura de los colegios con nuevas medidas de higiene personal y de prevención de propagación de la enfermedad. Además, esta pandemia pone sobre la mesa la importancia de las tareas de desinfección en estos espacios para que la vuelta al cole sea 100% segura.

¿Qué zonas se deben desinfectar en un colegio?

Es clave la desinfección de todas las zonas de un centro escolar, pero en concreto se debe hacer un especial hincapié en las siguientes partes:

  • El acceso al colegio para proteger a todas las personas que deban entrar al mismo, sobre todo profesores, alumnos y padres.
  • Aulas, bibliotecas, comedores, zonas de reuniones y en general cualquier estancia donde se reúnan diferentes grupos.
  • Materiales propios de los centros educativos, como pizarras, pupitres, mesas, sillas, etc.
  • Zonas comunes como cuartos de baño y vestuarios, sobre todo en lo relativo a los pomos, las puertas y las perchas.

En los trabajos de desinfección se debe considerar cualquier superficie que pueda ser manipulada con cierta frecuencia por distintos sujetos para ser limpiada en profundidad. Solo de esta manera es posible reducir el traslado del virus de unas zonas a otras y prevenir los contagios.

¿Cómo se realiza la desinfección en los centros educativos?

Lo más recomendable para conseguir que los centros escolares estén totalmente libres de virus es confiar la tarea de desinfección a una empresa especializada. Las compañías que ofrecen este tipo de servicio se enfocan en destruir y reducir la cantidad de microorganismos patógenos que producen graves enfermedades, como es el caso de la COVID-19.

Un servicio de desinfección eficaz actúa de forma integral sobre las personas, el ambiente, las superficies y los objetos que son potenciales portadores del virus. Para ello, se utilizan técnicas sumamente avanzadas, como la pulverización, la nebulización, la fumigación y la aerosolización.

Los equipos de profesionales se encargan de realizar la desinfección en los colegios de manera manual utilizando los equipos adecuados. De este modo, se garantiza una total eliminación de los virus en las zonas donde se ha efectuado la esterilización.

Dado que, en la actualidad, el nivel de riesgo de coronavirus en los centros escolares es muy elevado, se debe establecer un plan de desinfección periódico diario o cada dos días. Junto a este tipo de tratamiento, un buen sistema de limpieza y la adopción de otras medidas de precaución son cruciales para reducir el desarrollo de virus, bacterias y gérmenes.

Diferencias entre limpieza y desinfección

En muchas ocasiones, estos dos conceptos se utilizan indistintamente. Sin embargo, en la situación excepcional de la COVID-19, es importante aclarar lo que significa cada uno.

Por un lado, con la limpieza solo se quita la suciedad y las impurezas que hay en los objetos o superficies. En esta tarea se utiliza casi siempre agua y jabón, por lo que, aunque es una opción viable para disminuir el riesgo de propagación, no elimina por completo los virus.

En el caso de la desinfección, se emplean productos químicos cuya eficiencia consigue suprimir por completo los gérmenes que se encuentran en el ambiente o adheridos a cualquier superficie. Por lo tanto, es aconsejable desinfectar después de haber limpiado una zona.

Medidas complementarias al servicio de desinfección

Como hemos comentado antes, las labores de desinfección se deben complementar con una exhaustiva limpieza, así como con otras medidas de higiene que deben adoptar los profesores y alumnos para mejorar las condiciones de seguridad en los centros educativos. Entre las más importantes, destacan las siguientes:

  • Mantener la distancia de seguridad entre todos los integrantes del colegio y asegurar un mínimo de dos metros entre los alumnos, tanto en las aulas como en los comedores, los pasillos y los patios.
  • Realizar una ventilación periódica de las instalaciones.
  • Usar gel hidroalcohólico para la limpieza de manos, sobre todo en el momento de entrar y salir del centro.
  • Organizar las entradas y las salidas de forma escalonada para que no se produzcan aglomeraciones.
  • Tomar la temperatura a los niños antes de acudir al centro escolar para evitar rebrotes.
  • Evitar en la medida de lo posible el uso compartido de papeles y otros materiales.
Posted in: